Serie ~ The Following

domingo, 10 de marzo de 2013


En corto: Serie. USA. Drama. Asesinos seriales. Kevin Williamson. 2013. Fox.

Cuando vi el trailer me dieron muchas ganas de ver la serie. Eran asesinos seriales, un alguien controlando a más personas para que mataran, Kevin Bacon haciendo de bueno. ¡Así es! Kevin Bacon haciendo de bueno. Lo que en cierto modo es una pena, porque a él le salen los malos muy bien, tiene el toque justo para ese tipo de personaje medio deschavetado, medio psicópata.

Así que la idea en mi cabeza se empezó a desarrollar y estaba muy buena, en mi cabeza repito.

Y la bajé. Y la empecé. Y vi los primeros 4 capis, que era todo lo que había bajado.

La premisa no tiene mucho que ver con lo que me había imaginado en un principio y aunque me decepcionó un poco, decidí seguir, porque no es bueno dejar las cosas sólo porque no se ajustan a lo que habías preconcebido. Además, aún tenía otros 2 ó 3 capis y de menos quería verlos para ver qué onda.

La serie trata sobre un asesino que el personaje de Kevin Bacon atrapó unos años antes. Este dichoso asesino estaba traumado con Poe y todas sus víctimas eran mujeres, a quienes mataba en algo medio ritual medio homenajeando la obra de Poe. El asesino en cuestión era profesor de literatura en alguna universidad (o algo así, ya no recuerdo), que estaba especializado en Poe, por decirlo de alguna manera. Así que el buen detective Bacon va a consultarle el caso, se hacen casi casi amigos, y el asesino es tan encantador que engaña totalmente a Bacon. Pero una noche, Bacon lo atrapa a medio asesinato, salva a la víctima de milagro, logra atrapar al malo y él termina con un corazón que necesita de un marcapasos.

Nuestra historia comienza en el presente, cuando este buen asesino acaba de escapar de una cárcel requetesegura. Así que el FBI llama a Bacon, quien para ese momento ya estaba retirado y había sucumbido al encanto del alcohol por las mañanas y a toda hora.

Poco a poco se van dando cuenta que el asesino tiene a algunas personas que lo siguen, que ejecutan sus planes y hacen cosas según su voluntad. Y de aquí viene el título, obviamente.




Yo la empecé a ver con toda la buena voluntad de que iba a gustarme. Cuando me di cuenta que la idea en mi cabeza era mejor, o al menos me gustaba más, aún así decidí seguir y darle una oportunidad para engancharme más allá del primer capítulo (por si se lo preguntan, mi idea era algo caótico, con un malo que recordara un poco al Joker de The Dark Knight por el caos en su forma de controlar a la gente y lo impredecible que puede ser). Pero no pasó. Se me hizo muy aburrida, sin muchas cosas realmente rescatables y yo, que me paso la vida adivinando lo que va a pasar en la trama y busco cada rato que me engañen, pues fue un fracaso total, porque sabía qué iba a pasar antes de que pasase.

Mi gran objeción va para el malo. Ese malo que es, pues eso, muy malo. Su personaje no me gusta. Es un malo demasiado perfecto, demasiado inteligente, demasiado encantador, demasiado todo. Vaya, hasta risa me da. Es un malo que me aburre. Es una de esas veces raras en donde me gusta más el prota " bueno". Además, el que se inspire en el trabajo de Poe... no me parece una mala idea per se, pero siento que es una salida fácil para hacer todo más interesante y culto. Es algo demasiado presuntuoso para mi gusto.



El personaje de Bacon curiosamente me gusta. Es un antihéroe, caído en desgracia, patético, alcohólico y enfermo. Pero que es más inteligente que todo el FBI junto. Dios, el pobre hombre no puede correr por su corazón y hacen que corra y corra, porque sólo él se da cuenta de lo que está pasando y los demás están muy ocupados perdiendo el tiempo e ignorándolo.

Yo entiendo que el héroe, Bacon, deba sobresalir, deba ser el más inteligente de la policía y tener una estrellita dorada en la frente por ser tan listo y abusado. Pero aquí se pasan. Todo el cuerpo policiaco es inservible, con una o dos excepciones. Así que lo que uno no llega a entender es por qué no se escapó antes nuestro asesino favorito, si los policías son tan sonsos.

Luego siguen los fieles acólitos del asesino. Llegó un punto en el que me quedé "WTF? Y dicen que son asesinos seriales... ajá". Vale, son jóvenes, están locos y desequilibrados, pero sus problemas personales del estilo fulano le gusta a mengano y está celoso de sutano, desplazaron a todo el drama de "somos asesinos, nos gusta matar". Me gustó cómo parece que resolvieron el triángulo amoroso, pero no me gustó que esto pasara así en una serie de asesinos. Si quiero ver triángulos amorosos de este estilo, entonces busco otro tipo de serie. La forma en la que se desarrolló quedó fuera de lugar en este caso.

Otro par de personajes que me gustaron fueron la novia y la hermana de Bacon. En cierto modo, las dos me parecieron fuertes, si bien la novia me desesperó de repente, porque yo pensaba "mujer, cómo te puedes quedar sentada ahí con todo lo que te está pasando, está bien que confíes en Bacon pero...". Me hubiera gustado que reaccionara de otra forma, pero bueno, esos ya son gustos personales.

La historia en sí, es muy predecible. Ya sabes quiénes son los malos en los primeros minutos y hay pocas cosas que realmente sorprendan. La música, la verdad ni me fijé, así que supongo que ni fú ni fá. Las actuaciones, la de Kevin Bacon me gustó, creo que por él pude ver los 4 capis, el malo me parece algo sobreactuado en ocasiones, la novia y la hermana están bien, los polis son muy meh y el resto de asesinos, tienen sus altas y bajas, aunque no sobresalen.

Gráficamente, es más explícita que Criminal Minds, pero creo que está por debajo de Dexter, ligeramente.

La recomiendo si son ultrafans de Kevin Bacon o tienen curiosidad por verlo siendo bueno. También si les gustan los teen-serial killers. Pero si son como yo, que adivinan lo que va a pasar y esperan que los sorprendan a cada rato, pues no, porque entonces se van a aburrir. Si son fans de Poe no sé si recomendarla, tal vez adivinen las cosas más rápidamente y se aburran más, o tal vez amen a un asesino que se inspira en Poe. Uno nunca sabe.




Por cierto, sale Iceman de X-Men, esta vez como fanboy de Kevin Bacon. Y sus escenas juntos eran lo único que me hacía reír, bueno, que me hacía reír por ser divertido y no malo.

Lo mejor: Kevin Bacon de bueno.
Lo peor: el malo y todo lo predecible que es.
El momento:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?