Película ~ Oblivion.

sábado, 27 de abril de 2013

Hace una semana fui a ver la nueva película de Tom Cruise. Tom Cruise me cae tan mal, pero sus películas siempre son de ciencia ficción (bueno, muchas veces), y a mí me gusta mucho la ciencia ficción con efectos chidos y algo de acción. No menciono la trama ni el diseño de personajes, porque hace mucho aprendí a no pedirle esas cosas a las películas comerciales de acción y ciencia ficción. Sólo les pido que me entretengan. Y sí, Oblivion me entretuvo mucho.



En corto: Ciencia ficción. Joseph Kosinki. 2013. Estados Unidos-Rusia. Universal Pictures/Radical Pictures.



Estamos en el año 2077, 60 años antes unos extraterrestres llegaron a la Tierra y hubo una guerra. Los humanos ganaron, pero dañaron el planeta a tal extremo que ahora es imposible vivir en él, pues hay muchas zonas radiactivas. Los humanos sobrevivientes se trasladaron a Titán, una de las lunas de Saturno, y en la Tierra sólo hay un grupo de humanos que se encargan de supervisar los drones. Estos drones son unos robots bien chistosos (y que me cayeron rebien porque son redonditos) que matan a los extraterrestres que radican en el planeta y protegen unas máquinas grandotas que se dedican a sacar el agua del planeta para llevarlo a Titán.

Drones y máquinas.

Pues resulta que Tom Cruise es Jack, que es uno de los técnicos encargados de reparar a los drones. Jack vive con Vika, que es una especie de operadora y quien recibe las órdenes de Sally, la jefa. Jack y Vika son un equipo muy efectivo, frase que se la pasaron repitiendo toda la película, tanto interrogativa como afirmativamente y si la hubieran dicho una vez más iba a patear a alguien. Ah, y Jack y Vika viven juntos en un lugar bien chido por encima de las nubes y con mucha agua, hasta una alberca tienen.

Y ahí va mi primera queja, por qué si se supone que están teniendo problemas con el agua, ellos tienen una alberca. No hay razón alguna, más allá del fanservice.

Pero bueno, siguiendo con la historia, un buen día cae una nave que estaba orbitando la Tierra, aparentemente los extraterrestres la tiraron, y aun en contra de sus órdenes, Jack va a ver qué fue lo que cayó. Descubre que hay un grupo como de 4 ó 5 humanos que cayeron en cápsulas y que están en un sueño inducido, pero llegan los drones y matan a todos, menos a una mujer muy misteriosa a la que Jack decidió salvar a última hora.

Y aquí empiezan todas las dudas del mundo, porque la mujer parece conocer a Jack y él la recuerda de unos sueños que ha estado teniendo. Las cosas se complican cuando los extraterrestres capturan a Jack y resulta que no son extraterrestres, son humanos disfrazados de Depredador. Sale Morgan Freeman, like a boss, fumando un puro (que tampoco sé de dónde sacó porque es el fin del mundo, pero se lo perdono porque es Morgan Freeman y todos sabemos que Morgan Freeman es dios).


Y como unos de los generales de Morgan, como el aparente segundo al mando, sale...


¡Jaime! Si no comparten mi emoción, es porque no han visto Game of Thrones y entonces no saben cuán maravilloso es. Así que deberían ver GoT. Fue toda una sorpresa verlo, yo no sabía que iba a salir, pero como buena fangirl que soy grité mucho cuando lo vi y me emocioné y fui terriblemente feliz. No me malinterpreten, obviamente el hombres es guapo y es genial verlo, pero es uno de mis personajes favoritos y lo asocio más con el personaje que con él como actor.

Cualquier parecido con el príncipe Encantador (Shrek) es mera coincidencia.

La película mejoró considerablemente desde ese punto.

El fuerte de la película no es la trama ni los personajes, aparte de Jack casi ninguno tiene el tiempo suficiente para desarrollarse. Además, pasa lo que no debe pasar en una buena historia: los personajes están en función del protagonista. Si Jack necesita una damisela en desgracia, la tiene; si Jack necesita una especie de guía, sale Morgan Freeman; si Jack necesita que alguien se le oponga, sale Jaime y así sucesivamente. La premisa de la historia no es mala per se, pero al desarrollarla se llena de clichés; así que, aunque empezó bien, con un buen ritmo, después de que Jack encontrara a la mujer desconocida comenzó a flojear. Para el final, todo fue muy predecible. Tom Cruise actúa de sí mismo, Morgan Freeman es genial como siempre, las dos actrices que salen tienen sus altas y sus bajas y Jaime es muy bueno, aunque sale muy poco.

Lo mejor de la película además de los efectos especiales, fueron las locaciones y la fotografía. Las imágenes son hermosas, en serio. La banda sonora es buena, acompaña bien a la película, pero escucharla de forma aislada es un tanto repetitiva, aunque igual tiene algunos temas muy buenos que me sorprendieron gratamente.

Creo que mi momento favorito de la película fue uno en donde Jack está tratando de salir de un hoyo mediante una cuerda, está colgado y de pronto la cuerda se rompe y él cae. Esa caída fue maravillosa. Se preguntarán por qué es mi momento favorito, bueno, pues recuerden que estudio física y entonces soy medio friki y me emociono fácilmente cuando hacen cosas tal cual deben pasar en la física. Si se fijan con atención en ese momento, la cuerda se rompe, pero Jack no cae de inmediato, sube un poquito más y parece como que rebota. Eso se debe a que Jack no se ha enterado de que su cuerda se rompió y debe caer.

Es una película entretenida, dominguera, muy bella visualmente, con una banda sonora agradable y con acción. No se debe esperar más y como dije en un principio, es entretenida, que es su función principal. Así que se la recomiendo a los fans de Tom Cruise, a quiénes les guste la ciencia ficción (pero no esperen una super historia, sólo fíjense en las bellas imágenes) y a quiénes les guste la acción.

Lo peor: Lo predecible que se vuelve.
Lo mejor: Las imágenes.
El momento: La aparición de Morgan Freeman, like a boss.
Test de Bechdel: Sí. Vika hablando con Sally.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?