Película ~ Guerra mundial Z

miércoles, 17 de julio de 2013

Había dicho que iba a hacer crítica destructiva de Guerra mundial Z, así que es lo que toca hoy. Me debatí un poco en hacerla o no, porque acabo de ver Titanes del Pacífico y también quiero hablar de esa peli, pero ya será otro día.

No tenía tantas ganas ni tantas expectativas con Guerra... pero las cosas sucedieron para que terminara viéndola y fue divertido, aunque la mejor parte fue mi mamá gritando ¡Corre Forrest, corre!


La película está basada en un libro escrito por Max Brooks, el libro sí está bueno, tiene algunos detalles que no me gustan, pero es muy recomendable. Cuando compraron los derechos de la novela, yo creo que lo hicieron porque les gustó el título, porque la historia no se parece nada. 

La película gira en torno a Brad Pitt, Brad Pitt nuestro valeroso productor y prota que quería hacerse una peli sobre lo bueno y valeroso que es. Porque todos sabemos que Brad es siempre bueno y valeroso. Es el guapo rubio, es obvio que tenía que serlo.


En corto: USA-Malta-Reino Unido-Hungría. Marc Forster. Plan B/Paramount. Zombies. 2013.

Advertencia: Esta es una crítica destructiva, así que estará llena de SPOILERS y no va a hablar bien de la película, porque es una crítica destructiva.



Todo comienza un bello día en Filadelfia, con un rico desayuno familiar. Las niñas ven la tele y discuten sobre perros, Brad hace hot cakes y su esposa está ahí para lucir bien.

Lo siguiente que vemos es que la familia completa va hacia no sabemos dónde, en un carro que se queda atorado en el tráfico porque los zombies aparecen y persiguen a todos. Es cuando uno se da cuenta de cuán hábil y veloz se vuelve uno al morir; cualquiera pensaría que la muerte entorpece los movimientos y que los cadáveres se hacen lentos lentos, pero no. Estos zombies corren más rápido que corredor jamaiquino en las olimpiadas.


Los zombies corren, brincan y escalan casi con la agilidad de Spiderman.

La familia comienza a huir, han dejado su auto abandonado entre el tráfico y convenientemente hay una camioneta por ahí que a nadie más se le ha ocurrido usar, solo a ellos. Aunque tal vez era invisible y los esperaba. 

Y así nos pasamos un buen rato de la peli, huyendo y huyendo. Llegamos a un edificio de departamentos que se ve tan tétrico como un edificio de Silent Hill o Resident Evil, así que ya sabemos que en poco tiempo será invadido por zombies. Felizmente, en uno de esos departamentos habitan unos inmigrantes que acogen a la familia completa; predeciblemente, los pobres mueren porque no le hacen caso a Brad. Así que podemos ver cómo el pequeño hijo de los inmigrantes escapa y logra alcanzar a Brad y su familia, todos juntos se van en un helicóptero que estaba ahí para recogerlos y son felices. El niño es un niño muy fuerte que se aguanta como los meros machos el trauma de ver cómo unos zombies mataron a su familia, y no solo eso, aguanta también ver cómo matan a su padre-zombie.

En esa película todos son muy fuertes emocionalmente.

De esta manera, el niño ha perdido unos padres, pero ha ganado su pase a un buque que está en medio del mar y que sirve como refugio para algunas familias y soldados y que además es un centro de operaciones de la ONU. 

Lo que sucede es que Brad es un super agente retirado, pero lo necesitan para que acompañe a un científico a buscar la cura o alguna forma de derrotar a los zombies. El científico es un genio de Harvard, porque obvio, si eres genio tienes que haber ido a Harvard, no hay más opciones, y también es hindú. Así que obviamente morirá de una forma ridícula, pero no sin haberle dado algunas pistas a Brad sobre la cura.


Brad viaja de Corea a Jerusalén y lugar por el que pasa, lugar que invaden los zombies. Es como un ave de mal agüero, pura mala suerte. Claro que también tiene que ver el molesto sonido del teléfono sonando por las inoportunas llamadas de su esposa. Odié a su esposa y esperé toda la película porque muriera, ya sé, muy inocente de mi parte.

Voy a hacer una pausa para hablar un poco más de los zombies. No soy una experta y no me suelen gustar mucho las historias de zombies, pero cuando los veo usualmente me dan asco o se ven interesantes y perturban un poco, es cuando creo que están bien hechos. Pero aquí, con todo y su super velocidad, los zombies no dan miedo. Nada, nadita y lo mejor que hacen es escalar una muralla para llegar a una ciudad llena de gente.

Volviendo a la historia, en el escape de Jerusalén, Brad se consigue una amiguita, que salvó de convertirse en zombie cortándole una mano, porque Brad es muy bueno y reacciona muy rápido. Esa mujer también resultó ser muy fuerte, no se queja tanto como uno esperaría después de que le han amputado de una forma tan violenta una mano.

Después de un accidentado viaje en avión, avión que iba muy bien antes de que Brad lo abordara, por fin llegamos a un laboratorio. Resulta que Brad ya tiene una pista sobre cómo poder enfrentar a los zombies y hacer una vacuna: los zombies no atacan a personas que tienen o han tenido alguna enfermedad mortal o han sido heridos gravemente.

Así que hay que conseguir las cepas de enfermedades que convenientemente están al otro lado del laboratorio, lado que está invadido por zombies.

El lugar es como un laberinto y yo me hubiera perdido y todos me hubieran comido u.u

Si alguien se lo pregunta, este es el momento: ¡Corre Forrest, corre!


Brad se las ingenia para quedarse atrapado entre los zombies, así que se encomienda a todos los dioses que conoce y se infecta con vete tú a saber qué enfermedad y chan chan, a que nadie se lo espera, funciona y los zombies no lo atacan.

Por ahí tenemos un momento de suspenso, porque Brad se nos desapareció unos segundos y entonces sacaron a su familia, niño incluido, del buque y los mandaron a tierra firme. Pero felizmente, al final Brad regresa con ellos y todos son muy felices y Brad sonríe y todo es feliz porque ya saben cómo enfrentar a los zombies y van a empezar la guerra contra ellos para recuperar ciudades y todo.

Así que... ¿qué sigue? A que no se lo imaginan. Oh sí, yo digo que es una amenaza, ellos dicen que es una promesa: secuela.

Esperemos esa secuela en unos añitos. Otra peli, en donde seguro saldrá de nuevo Brad y se la dedicara con mucho cariño a Brad.

Lo mejor: los zombies subiendo la muralla de Jerusalén.
El momento: ídem.
Lo peor: la historia.

Lo único que me gustó de todo esto, fueron los pósters promocionales, están chidos. Y si tienen tiempo, lean el libro, les va a gustar.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?