Película ~ En llamas

domingo, 8 de diciembre de 2013

Hace casi dos semanas fui a ver En llamas (Catching Fire), la segunda parte Los juegos del hambre. Ya sabía qué esperar de la película, porque ya había leído los libros, y tenía la esperanza de que la película fuera mejor que el libro, cosa que ocurre raras veces. Y sí, al final la película sí fue mejor que el libro y me gustó mucho.


Todo empieza unos pocos meses después de que Peeta y Katniss regresaran al distrito 12 y se mudaran a ese bello barrio lleno de casas grandes, con mucha comida en la alacena y cuyo único vecino es Haymitch. Ya saben, ese barrio nice en donde solo hay gente VIP que se traumó después de haber matado a otra gente en los juegos.

Volviendo a ponernos un poco serios, pues resulta que la actuación no ha terminado, como esperaba Katniss, esto apenas es el comienzo y tiene que convencer a todo un país de que está perdidamente enamorada del buen Peeta y que le importa un bledo cualquier signo de revolución que pueda surgir. 

En corto: U.S.A. Adaptación de En llamas de Suzanne Collins. 2013. Francis Lawrence. Lionsgate. 146 minutos.





Pero no importa qué tanto aparente Katniss o el hecho de que ella hace lo que hace por mero instinto de supervivencia, todo Panem la ha tomado como el símbolo de la rebelión. No importa qué haga el presidente Snow para tratar de contener la crisis y terminar con lo que significa Katniss para el pueblo, porque todo va empeorando poco a poco, hasta que decide que no solo Katniss, sino toda su especie se ha vuelto un símbolo peligroso para su gobierno. Así decide que hay que exterminarlos a todos y terminar de una vez por todas con su influencia. Hay que matar a los ganadores de los juegos.

De esta manera, para los 75 Juegos del hambre, se tiene que los tributos serán elegidos entre los ganadores de los juegos de ediciones anteriores.

Una vez más, Katniss y Peeta terminan en la arena. Pero esta vez es todo un poco diferente, todos los tributos ya saben a qué se enfrentarán y saben que es a matar o morir ahí dentro.

Pero lo que pasa va más allá de un espectáculo televisivo en donde sólo va a sobrevivir una persona al final. Eso es lo de menos, porque Panem está al borde de una guerra civil y esto apenas comienza. El juego ya no importa tanto y al final del día hay que recordar quién es el verdadero enemigo, ¿los otros tributos que quedan para matarte o...?

Al principio dije que me había gustado más la película que el libro. Esto se debe a algo muy simple: el triángulo romántico. Esto se veía venir desde antes, Gale-Katniss-Peeta. En el libro, Katniss te desespera y esto ocupa demasiado espacio, pero en la película esto dura como media hora y tiene un buen ritmo, además de que es mucho menos importante que lo que llegan a mostrar de los otros distritos o cualquier otra cosa.

La gran ventaja que tiene la película sobre el libro, es que te da más puntos de vista: sabes lo que trama Snow, ves a otros tributos, ves lo que sucede en los distritos. Como el libro está escrito en primera persona y desde el punto de vista de Katniss, se pierden muchas cosas de este estilo.

En esta ocasión, el manejo de las cámaras me gustó más que en la primera película, porque en ésa me mareaban. La banda sonora no está mal y los actores lo hacen muy bien. La química entre Jennifer Lawrence (Katniss) y Josh Hutcherson (Peeta) me gustó mucho más que en la peli anterior y en general, creo que la adaptación fue muy buena: quitaron toda la paja, lo que tenía que aparecer apareció y el ritmo es mucho mejor en la película que en el libro.

Sobre los personajes, Effie es un amor en toda su superficialidad. Haymitch es tan amargado e irónico como siempre, sabemos un poco más sobre Gale, Katniss es una superviviente y Peeta es más bueno que el pan. Mención aparte para Cinna, que tiene un gran momento por ahí. Y además de ellos, y del presidente Snow, conocemos a más tributos. A gente que ha ganado los juegos del hambre y que es mucho más de lo que aparenta a primera vista. 

Hay varios tributos de los que sabemos el nombre, pero que no hay que molestarse demasiado en aprender porque sabemos que se van a morir. Sin embargo, entre todos los que aparecen, destacan Johanna y Finnick.


Ella es totalmente genial, está loca y manda a todos a joderse. Él oculta muchas cosas, es adicto a los cubos de azúcar y es como el sex symbol del Capitolio.

En general, la película es muy buena. Es más que palomera y si disfrutaron de la primera, seguro ésta les va a gustar más. Hay detalles que son muy ingeniosos, otros no tanto. El vestuario es muy llamativo, en especial el de Katniss. Y la película tiene de todo: acción, un poco de romance, momentos de descarga cómica y cosas políticas. Así que es muy probable que le guste a mucha gente.

Lo mejor: A mí me encantó Johanna. Me hizo reír mucho.
Lo peor: Me hubiera gustado que incluyeran alguna mención a cómo Haymitch ganó sus juegos.
El momento (spoilers):

Por último, un par de videos que hicieron unos fans sobre los juegos de Haymitch y la relación entre Finnick y Annie.

El segundo vasallaje de los 25 - Los juegos de Haymitch.



Finnick Odair y Annie Cresta.

2 comentarios:

  1. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiamos ambos blogs con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!

      Ya hice la entrada pertinente para eso de los afiliados, ahí está el código del banner y demás: http://tardesocio.blogspot.mx/2013/12/afiliados.html

      Y pues, pásame la info de tu blog y hecho :)

      Saluditos!

      Eliminar

¿Qué opinas?