Películas ~ Un corazón normal

martes, 10 de junio de 2014




The Normal Heart
Ryan Murphy
USA, 2014
HBO Films
Drama.
133 minutos

Mark Ruffalo, Matt Bomer, Taylor Kitsch, Jim Parsons y Julia Roberts forman el elenco de“The Normal Heart”, dirigida por Ryan Murphy y escrita por Larry Kramer, adaptando su innovadora y homónima obra teatral ganadora del premio Tony. El drama cuenta la historia de la crisis provocada por la aparición del VIH causante del SIDA en la ciudad de Nueva York a principios de los 80, teniendo una mirada inquebrantable a la política sexual de la nación, así como a los activistas gay y sus aliados en la comunidad médica que lucharon para exponer la verdad acerca de una creciente epidemia que tanto la ciudad como la nación negaban. Ruffalo interpreta a Ned Weeks, que es testigo de primera mano de una misteriosa enfermedad que ha comenzado a reclamar la vida de muchos en su comunidad gay e inicia la búsqueda de respuestas. Matt Bomer interpreta a Felix Turner, un periodista que se convierte en el amante de Ned. Taylor Kitsch hace lo propio con Bruce Niles, un banquero de inversión que no ha salido del armario y que se convierte en un destacado activista en la lucha contra el SIDA. Jim Parsons interpreta al activista gay Tommy Boatwright mientras que Roberts se mete en la piel de la Dra. Emma Brookner, una superviviente de la polio infantil que trata a varias de las primeras víctimas del SIDA.

Tenía ganas de ver esta película, tanto por el elenco como por la historia. Básicamente era curiosidad y tal vez un poco de masoquismo, porque las películas buenas que hablan sobre el SIDA siempre hacen sufrir a uno.


La película comienza en 1981, un verano caluroso y feliz en donde los amigos gays se reúnen en la playa para pasarla bien, tener sexo desenfrenado y hacer fiestas. Pero uno de ellos muere de forma súbita. Y no le pasa sólo a él, cada vez más hombres gays tienen lo que se conoce como cáncer rosa y nadie sabe qué hacer ni cómo reaccionar. La historia nos cuenta cómo se forma una organización para tratar de hacer algo, cómo el gobierno no los quiere ayudar y por más gritos de "¡esto es una epidemia!", la gente en el poder simplemente se niega a escuchar.


Pero no se habla sólo de la indiferencia del gobierno y de la poca información médica que hay, que básicamente son solo adivinanzas sobre la enfermedad. El punto central es la comunidad gay y hay todas las perspectivas: desde los que se desesperan y quieren que todos sean tan fuertes como ellos y combatan, hasta los que se confunden sobre por qué han luchado tanto tiempo, para qué tanto esfuerzo en su liberación sexual si ahora el sexo parece ser la principal forma de contagio.

Cada personaje tiene su historia y todos sufren pérdidas, mueren amigos, mueren amantes y muere mucha gente que pasa solo a ser un número más.

Las actuaciones son geniales. Mark Ruffalo, el protagonista, se lleva la película y hay una escena de Julia Roberts que es asombrosa; Taylor Kitsch (Gambit, X-Men Origins: Wolverine) y Matt Bomer (White Collar) también están magníficos. Está muy bien dirigida y transmite lo que debe de transmitir y lo principal, te hace sentir impotente. La música es de la época y acompaña bien a la historia.

Es una película larga, pero no se siente y tiene un buen ritmo, con escenas muy emocionales intercalas con unas más tranquilas para dar un respiro; aunque hacia el final, ya todo es una cuesta abajo.


En resumen: es una película muy buena que da un enfoque interesante al surgimiento del SIDA. Las actuaciones son lo mejor y no falla en hacer sentir una frustración tremenda.


Recomendada para...

Para la gente masoquista que quiera ver películas sobre el SIDA. Si quieren ver a gente como Jim Parsons (Sheldon, The Big Bang Theory) o Mark Ruffalo (Hulk, The Avengers) haciendo algo más serio, también es una gran opción.







Lo mejor: Las actuaciones y las reacciones de la gente a lo que está pasando.
Lo peor: Que sabes que vas a terminar de mal humor, pero ahí sigues (ah, el masoquismo...)
El momento: Hay mucho, pero yo me quedo con Julia Roberts gritándole a alguien del gobierno casi al final de la película.
Sobre el final: Es un buen final, aunque para ser justos, se siente como si no hubiera habido uno.

You'll find a way to fight again.



3 comentarios:

  1. Hola :)
    La verdad es que no la conocía, pero también soy un poco masoquista así que no dudaré en verla.
    Un beso (k)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Debes de verla, por el puro masoquismo aunque sea xD

      Eliminar
  2. Una gran película, corazón normal tiene una historia my conmovedora

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?