Anime/Manga ~ Tokyo Ghoul

domingo, 4 de enero de 2015



Tokyo Ghoul
Autor: Sui Ishida
Director: Shuhei Morita
Studio Pierrot
2011-2014
Seinen. Fantasía oscura. Acción. Tragedia. Horror.
14 volúmenes
12 episodios (aprox. 22 minutos cada uno)


En Tokyo ocurren asesinatos misteriosos cometidos por Ghouls, seres desconocidos que comen carne humana. Un día Kaneki Ken, un joven de 18 años que cursa la Universidad, conoce a una chica en un restaurante y la invita a salir. Tras una cita aparentemente agradable, Kaneki se ofrece a llevarla a su casa, sin embargo al entrar a un callejón es atacado por la chica, que resulta ser un Ghoul. Durante el ataque, Kaneki es salvado por unas vigas que matan al ghoul antes de que pueda matarlo, pero dejándolo terriblemente malherido. Debido a la gravedad de sus heridas, recibe un trasplante de órganos de emergencia de la chica muerta y termina convirtiéndose en un ser híbrido humano-ghoul. 

Ya había mencionado anteriormente Tokyo Ghoul, pero no había podido reseñarlo, porque es de esas historias que necesitas dejar que pase un tiempo antes de poder hablar sobre ella. El anime salió en la temporada de verano del año pasado y comencé a verlo, el piloto fue muy bueno y aunque el resto de los capítulos no lo fue (con excepción del último), comencé a leer el manga.


Comienza cuando Kaneki invita a salir a Rize, todo va bien, hasta el momento en el que ella le dice que le gusta mucho e intenta comérselo. Kaneki se salva sólo por suerte, pues en ese momento unas vigas caen sobre ellos, matando a Rize y dejando a Kaneki en mal estado. Es cuando le transplantan los órganos de Rize. Ahora sólo está el detalle de que Rize era un ghoul, un ser con apariencia humana pero que sólo puede alimentarse de humanos. Es así como Kaneki se vuelve mitad ghoul, mitad humano y gracias a esto es el único que es realmente capaz de entender ambos mundos, porque ni todos los humanos son siempre las víctimas, ni todos los ghouls son los villanos en cada ocasión.

En un principio, Kaneki no me interesó, era un personaje medio aburrido y a pesar de tener la fuerza para hacer ciertas cosas, no la usaba, porque no podía aceptarse a sí mismo, ni como ghoul ni como humano. Es cuando Kaneki se acepta tal y como es que las cosas se ponen verdaderamente interesantes. Pero el asunto no acaba ahí, porque sigue creciendo, sigue desarrollándose y preguntándose cosas. Kaneki está lejos de ser perfecto y con cada cosa que resuelve todo se pone mejor. Su desarrollo es tan impresionante, que en definitiva es lo mejor de esta historia; él lo impregna todo, esté o no presente, Tokyo Ghoul es él, sin él no hay historia, pues es el corazón de todo. 


Lo anterior no quiere decir que todos estén en función de él. Una de las mejores cosas es el desarrollo de los personajes, la forma en la que crecen, la manera en la que explica porque cada uno es como es. Para destacar tenemos a Rize, que es todo un misterio, la vemos viva sólo al principio y sabemos poco de ella, pero la influencia que tiene en Kaneki es la fuente de todo y es genial ver lo que ella era desde la perspectiva de los demás y todo lo que significa para Kaneki. Otro personaje es Juuzou Suzuya, un investigador ghoul, tan excéntrico como talentoso en lo que a combatir ghouls se refiere. Hay muchos más personajes interesantes, con arcos y giros de tuerca muy buenos y cada uno con un pasado bien construido.

Otra cosa que me gustó muchísimo, y por lo que en un principio seguí la historia a pesar de que su protagonista me desesperaba, es el mundo que el autor construyó. En esta historia, Tokyo está divido en distritos y cada uno es más o menos peligroso, dependiendo de los ghouls que habiten en él. Los ghouls pueden o no estar juntos y formar un grupo, como Aogiri o Anteiku. Además, para cazar a los ghouls, los humanos tienen una agencia, CCG, en donde los investigadores ghoul son entrenados para combatirlos y se les dan armas especiales para ello; Juuzou es uno de esos investigadores.

Hay muchas batallas, pero no se trata sólo de acción, pues toca conceptos interesantes y el punto central de la historia es la aceptación, tanto de uno mismo como de los demás. Por otro lado, como los ghouls comen humanos, el gore no se hace esperar y en ocasiones las cosas pueden resultar algo gráficas.

El manga es muy bueno, no sólo por la historia y los personajes, sino por el dibujo. Es precioso, con detalles en cada página y buenas escenas de acción. El anime, por otra parte... El anime comienza bastante bien, con un buen ritmo, animación fluida y con algunos temas musicales que destacan, pero a excepción del primer capítulo y del último, lo único bueno que queda es la animación, que es mejor que en muchos otros animes y tiene escenas de acción espectaculares; pero la historia se arruina. No supieron adaptar el manga al anime, se pierde todo el desarrollo de personajes y no da tiempo de que uno se preocupe por ellos ni nada.

Cuando terminó el manga casi me dio algo, porque no podía ser que ése fuera a ser el final. Había aún tantos cabos sueltos, tanto potencial por aprovechar, felizmente hay una secuela publicándose: Tokyo Ghoul:re. Hasta el momento van 12 capítulos, son semanales y cada uno rompe mi corazón en mil pedazos. Además, en unos días se estrena la segunda temporada del anime, con una historia original del autor el manga.

En resumen: es una gran historia, con muy buenos personajes y un desarrollo genial y bien cuidado, en especial el de su protagonista. Y aunque la versión animada tiene una buena animación, la adaptación es mala y termina por arruinar la historia. 

Recomendado para...

En principio, y honestamente, yo sólo recomiendo el manga; el anime puede funcionar como un buen complemento para las escenas de acción.

Si les gustan animes/mangas como Hellsing o Shingeki no Kyojin, deben de leer Tokyo Ghoul. Si tienen ganas de ver algo distinto a zombies y vampiros, pero con monstruos y situaciones igual de sangrientas también es una buena opción.

Por último, si como a mí, les encanta ver un buen desarrollo de personajes, deben de darle una oportunidad y darle un poco de tiempo para que acabe de desarrollar las cosas y la historia se ponga interesante.

Y la advertencia obligada en estos casos: gore.

Sólo sobre el manga:
Lo mejor: Kaneki.
Lo peor: Que pasa un poco como cuando uno lee los libros de Canción de hielo y fuego (Juego de tronos): uno está muy metido en la historia de algún personaje y de pronto acaba y pasa a otra situación o a otro personaje y uno se pone triste porque quería seguir leyendo lo anterior y luego se vuelve a emocionar con lo que está leyendo y el ciclo se repite sin fin.
El momento: Cuando Kaneki acepta que también es un ghoul y su cabello se hace blanco.
Sobre el final: Técnica y argumentalmente hablando, fue genial, absolutamente genial. Hablando como fangirl, fue de las cosas más terribles ever.

No soy el protagonista de una novela ni nada. Soy sólo un estudiante al que le gusta leer. Pero si fueras a escribir una historia conmigo como protagonista, definitivamente sería una tragedia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?