Libro ~ La ciudad y la ciudad

sábado, 5 de diciembre de 2015

China Miéville es uno de los autores que conocí por blogger y aunque el libro que yo quería leer era Embassytown, cuando vi La ciudad y la ciudad no me pude resistir. Lo más interesante es la ambientación, porque como dice el título, son dos ciudades: Beszel y Ul Qoma, pero lo original está en el hecho de que ambas ocupan el mismo espacio. Sé que suena confuso y uno tarda un poco en acostumbrarse, es como si estuviera de visita en alguna de las dos ciudades y no se adecuara tan fácil a las divisiones entre ambas. Y esto es lo que más me gustó del libro, porque uno puede elegir la explicación que más le plazca para lo que sucede con ambas ciudades. Puede irse por lo menos descabellado, que es pensar que los habitantes de ese lugar están medio locos y que en realidad es una sola ciudad separada por la burocracia. Pero también está la posibilidad de que se trate de algo más complejo, como una superposición de ondas o algún concepto cuántico más complicado.



The City & The City
China Miéville
Reino Unido, 2009
Weird fiction. Policiaca. Fantasía
320 páginas

Una mujer es hallada muerta en la ciudad de Beszel, en algún lugar de los confines de Europa. Para llevar a cabo la investigación, el inspector Borlú tiene que viajar desde esta decadente ciudad a su urbe rival, idéntica e íntima vecina, la vibrante ciudad de Ul Qoma. Pero cruzar esta frontera significa emprender un viaje tan físico como psíquico, ver aquello que se mantiene invisible. Con el detective de Ul Qoma Qussim Dhatt, Borlú se ve envuelto en un submundo de nacionalistas que intentan destruir la ciudad vecina, y de unificacioncitas que sueñan con convertir las dos ciudades en una sola. Mientras los detectives desvelan los secretos de la mujer asesinada, empiezan a sospechar una verdad que podría costarles algo más que sus vidas.
China Miéville es uno de los autores que conocí por blogger y aunque el libro que yo quería leer era Embassytown, cuando vi La ciudad y la ciudad no me pude resistir.

Lo más interesante es la ambientación, porque como dice el título, son dos ciudades: Beszel y Ul Qoma, pero lo original está en el hecho de que ambas ocupan el mismo espacio. Sé que suena confuso y uno tarda un poco en acostumbrarse, es como si estuviera de visita en alguna de las dos ciudades y no se adecuara tan fácil a las divisiones entre ambas. Y esto es lo que más me gustó del libro, porque uno puede elegir la explicación que más le plazca para lo que sucede con ambas ciudades. Puede irse por lo menos descabellado, que es pensar que los habitantes de ese lugar están medio locos y que en realidad es una sola ciudad separada por la burocracia. Pero también está la posibilidad de que se trate de algo más complejo, como una superposición de ondas o algún concepto cuántico más complicado.

Estas ciudades combinadas con la novela policial hacen que haya una mezcla de géneros en la novela y que por ello sea considerada weird fiction. En cuanto a la parte policial, no creo que sea algo extraordinario, pero me parece lo suficientemente buena y creo que aprovecha muy bien los elementos que este enredo de ciudades proporciona.

También quiero mencionar la Brecha, la cual es un misterio la mayor parte del tiempo y aunque llegamos a saber más de ella, en cierto modo hubiera preferido que se quedara en el espacio de las conjeturas.

Los personajes no están mal, y ninguno resulta odioso ni insoportable, pero tampoco memorable. Aunque no es algo que considere un defecto, porque las grandes protagonistas en realidad son las dos ciudades, los personajes están sólo para impulsar la acción, no para ser desarrollados.

Otra cosa buena es que el libro ofrece varias posibilidades que suenan sensatas para la resolución del crimen y que te lleva hasta el final sin ningún tipo de trampas que resuelvan el misterio en un dos por tres.

En resumen: es un libro interesante y el misterio va más sobre las ciudades que sobre el crimen.

Recomendado para...

Creo que la parte de la novela policiaca funciona bien, así que en ese aspecto es una buena recomendación. Si les gustan las novelas que hablen mucho sobre el lugar en el que se desarrollan y en donde el verdadero protagonista sea justamente el lugar, también creo que les podría gustar.

Lo mejor: Beszel y Ul Qoma.
Lo peor: Que no hay mucho desarrollo de personajes.
El momento: La Brecha.
Sobre el final: Me gustó, dejó varias cosas al gusto del lector, pero cerró muchas otras.

En algún recóndito lugar de la ciudad surgían, por así decirlo, calles dobles, doppelgängers de calles, calles mendaces y engañosas. - Bruno Schulz, Las tiendas de color canela.

4 comentarios:

  1. Leí hace un par de meses mi primera novela de este autor (La cicatriz) y aunque no puedo decir que me encantara exactamente, tiene algo que me fascinó. Estoy deseando leer algo más de él, aunque no todos sus libros son fáciles de encontrar en las librerías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El único libro suyo que he visto en librerías ha sido justamente este, y pocos ejemplares. A mí me gustó lo suficiente para seguir leyéndolo, como bien dices, tiene algo que fascina.

      Eliminar
  2. No conocía a este autor, pero en este momento estoy muy entrada en lo que es la literatura policíaca/novela negra y simplemente por la sinopsis ya me llamó la atención. Me lo voy a apuntar definitivamente para darle una oportunidad al autor también.
    Un saludo :D

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?