Libro ~ La mujer comestible

jueves, 25 de agosto de 2016

En estos días me dio una gripa bien buena, así que en lo que estuve tirada en cama sin hacer gran cosa, aproveché para por fin leer algo de Atwood. El libro no resultó nada de lo que esperaba: fue mucho más divertido de lo que creí, tuvo ideas más interesantes de las que me había hecho suponer la sinopsis, los personajes me gustaron más de lo que creí y lo disfruté más de lo que creí. En general, me deja un muy buen sabor de boca. La historia comienza con Marian, quien trabaja haciendo encuestas, vive con una rommie, Ainsley, y tiene un novio muy guapo, Peter. Cuando Peter y Marian se comprometen, todo mundo cree, incluida ella misma, que ha alcanzado el éxito en esta vida: una mujer joven, que aun cuando fue a la universidad ha logrado convertirse en la esposa de un prometedor abogado. ¿Qué más puede querer? Eso es lo que empieza a preguntarse Marian cuando parece que es incapaz de controlarse a sí misma y actúa sumisa y complaciente con Peter, cuando nunca antes lo había hecho. Pero eso no es lo más alarmante, pues desde que se comprometieron, Marian sufre una pérdida de apetito que cada vez se hace más aguda.




The Edible Woman
Margaret Atwood
Canadá, 1969
Drama. Humor.
342 páginas







Irónica, ingeniosa, divertida e inteligente, La mujer comestible narra la fabulosa transformación de una joven durante los días que preceden a su boda. Marian, a punto de alcanzar el sueño de cualquier mujer de su edad y condición, sufre una paulatina desintegración de su ego, al tiempo que tiene unos comportamientos que a duras penas pueden explicarse con la razón.


En estos días me dio una gripa bien buena, así que en lo que estuve tirada en cama sin hacer gran cosa, aproveché para por fin leer algo de Atwood. El libro no resultó nada de lo que esperaba: fue mucho más divertido, tuvo ideas más interesantes de las que me había hecho suponer la sinopsis, los personajes me gustaron y lo disfruté más de lo que creí. En general, me deja un muy buen sabor de boca.

La historia comienza con Marian, quien trabaja haciendo encuestas, vive con una rommie, Ainsley, y tiene un novio muy guapo, Peter. Cuando Peter y Marian se comprometen, todo mundo cree, incluida ella misma, que ha alcanzado el éxito en esta vida: una mujer joven, que aun cuando fue a la universidad ha logrado convertirse en la esposa de un prometedor abogado. ¿Qué más puede querer? Eso es lo que empieza a preguntarse Marian cuando parece que es incapaz de controlarse a sí misma y actúa sumisa y complaciente con Peter, cuando nunca antes lo había hecho. Pero eso no es lo más alarmante, pues desde que se comprometieron, Marian sufre una pérdida de apetito que cada vez se hace más aguda. 

Además, conocemos cómo es el trabajo de Marian y vemos otras versiones de mujeres: las solteras desesperadas por un novio, la casada con tres hijos, las amas de casa que hacen encuestas, Ainsley quien es una liberal algo loca y la propia Marian, quien no es capaz de identificarse con ninguna de ellas.

De hecho, Marian no me pareció un personaje "real", y dado cómo se desarrollan las cosas, creo que es lo más adecuado. Marian me parece más un mecanismo o un medio para que podamos ver y experimentar la angustia que siente ella al ser devorada no por el matrimonio, sino por un rol en una sociedad. Es algo que también podemos ver en relación al trabajo de Marian: hace encuestas para que los productos se adapten al gusto de la gente y sean consumidos, igual que ella, quien empieza a cambiar para poder adaptarse a la gente y ser consumida.

En todo este enredo, quien destaca es Duncan, un estudiante que hace un posgrado y que es un completo extraño en la sociedad que rodea a Marian. La descripción física de Duncan hizo que me lo imaginara como a L y después, cuando fui conociendo su personalidad cada vez lo veía más parecido a L.

El libro fue escrito en los 60's y hay varios temas que siguen tan vigentes hoy como hace 50 años. De hecho, califican a La mujer comestible como un libro protofeminista, pues se publicó por los mismos años que La mística de la femineidad y de hecho, toca temas muy parecidos: el matrimonio, la frustración de sentirse incompleta si ya se tiene todo lo que supuestamente se ha de desear, las mujeres y la universidad, etc.

El final me gustó mucho, creo que no sólo cierra bien, sino que las últimas escenas están llenas de simbolismo y tienen muchas interpretaciones.

En resumen: es un libro con muchas interpretaciones y con simbolismos interesantes, sin embargo se lee rápido y es muy divertido.

Lo mejor: Los cambios que Marian sufría.
Lo peor: Que a veces a Atwood le costaba marcar los cambios de tiempo, hay un par de escenas en las que no sabía si lo que pasaba era con Peter, por ejemplo, o era un flashback de lo que había ocurrido hacía una semana.
El momento: Cuando Marian ya no puede comer.
Sobre el final: Te deja pensando sobre lo que realmente ocurrió y uno puede interpretarlo como mejor le parezca.

El hambre es un impulso más básico que el amor.

6 comentarios:

  1. Oooh, no conocía esta novela, pero si he leído a la autora y me encanta como trata los temas femeninos y los roles de la mujer en la sociedad. Me apunto la recomendación.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tenía ganas de leerla desde hacía mucho y si empecé con esta novela fue porque se me atravesó xD

      Ojalá que te guste!

      Eliminar
  2. ¡Hola! ^^
    Tiene un título de lo más curioso este libro xD
    Si dices que es divertido entonces me lo apunto, porque no encuentro muchos libros que me hagan reír. La verdad es que tiene buena pinta.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé del título! A mí me dio mucha risa primero xD

      A ver qué te parece.

      Eliminar
  3. Tengo que decir que no se porque la portada me da un poquito de miedo pero tiene buena pinta
    Te sigo, pasate por mi blog si quieres
    http://lostbetweenworldsops.blogspot.com.es/
    Besoooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No da miedo, es más divertido que otra cosa.

      Cuando tenga tiempo paso por tu blog, saludos.

      Eliminar

¿Qué opinas?