Libro ~ Mi dulce Audrina

viernes, 16 de septiembre de 2016

Cuando uno lee a Andrews ya sabe lo que se va a encontrar: una telenovela adictiva, personajes caricaturizados en mayor o menor medida, machismo, incesto, cosas enfermas y retorcidas. No, ella nunca podría haber escrito algo digno de pasar a la posteridad, pero vieran qué entretenido es leerla, a mí nunca me decepciona en ese aspecto. Sí, a veces se hace cansina, pero todo es tan exagerado que uno siempre sigue. Mi dulce Audrina fue de los pocos libros que de hecho sí escribió Andrews, y no su escritor fantasma, y es el único que no forma parte de una saga (aunque el escritor fantasma acaba de publicar la secuela, pero meh...). Otra cosa importante del libro es que de hecho no hay incesto, lo que es rarísimo tratándose de Andrews xD




My Sweet Audrina
V.C. Andrews
USA, 1982
Drama. Gótico.
403 páginas


La vida ha sido siempre extraña para Audrina Adare. El decadente esplendor de la finca Whitefern guarda secretos, aunque Audrina tiene la sensación de conocerlos: terribles secretos que le arrebatan la confianza en sí misma y le impiden sentirse "normal". Para Audrina no existe el sentido del tiempo y no se acuerda de su pasado. Su presente se ve amenazado por una celosa prima y acosado por los recuerdos que su padre tiene de otra Audrina, una hermana mayor que murió en los bosques a la edad de nueve años: una hermana que ha sido tan amada, tan perfecta, tan especial, que su padre llamó también así a su otra hija, determinado a que la segunda Audrina "atrape" todas las virtudes de la Primera y Mejor Audrina.


Yo no tengo gustos culposos, porque rara vez siento culpa, pero si tuviera que llamar a algo un gusto culposo, ese algo serían sin duda los libros de V.C. Andrews. Cuando uno lee a Andrews ya sabe lo que se va a encontrar: una telenovela adictiva, personajes caricaturizados en mayor o menor medida, machismo, incesto, cosas enfermas y retorcidas. No, ella nunca podría haber escrito algo digno de pasar a la posteridad, pero vieran qué entretenido es leerla, a mí nunca me decepciona en ese aspecto. Sí, a veces se hace cansina, pero todo es tan exagerado que uno siempre sigue.

Mi dulce Audrina fue de los pocos libros que de hecho sí escribió Andrews, y no su escritor fantasma, y es el único que no forma parte de una saga (aunque el escritor fantasma acaba de publicar la secuela, pero meh...). Otra cosa importante del libro es que de hecho no hay incesto, lo que es rarísimo tratándose de Andrews xD