Libro ~ Siempre hemos vivido en el castillo

martes, 10 de enero de 2017

Si tuviera que usar una palabra para describir este libro sería claustrofobia. No es sólo porque casi toda la acción transcurra en la mansión de los Blackwoods o porque los personajes se nieguen en salir de la casa en repetidas ocasiones. Es la atmósfera opresiva lo que hace sentir como si se estuviera en una habitación en la que las paredes se van cerrando a tu alrededor; es la imposibilidad de elegir que tienen los personajes (sin importar cuál sea la razón de esa imposibilidad), lo que hace que se sienta como si uno se asfixiara.




We Have Always Lived in the Castle
Shirley Jackson
USA, 1962
Gótico. Horror. Misterio.
160 páginas





Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.

Si tuviera que usar una palabra para describir este libro sería claustrofobia. No es sólo porque casi toda la acción transcurra en la mansión de los Blackwoods o porque los personajes se nieguen a salir de la casa en repetidas ocasiones. Es la atmósfera opresiva lo que hace sentir como si se estuviera en una habitación en la que las paredes se van cerrando a tu alrededor; es la imposibilidad de elegir que tienen los personajes (sin importar cuál sea la razón de esa imposibilidad), lo que hace que se sienta como si uno se asfixiara.


Es justo la ambientación lo que hace de este un libro genial, porque uno espera que en cualquier momento lo sobrenatural le salté en la cara. Que de pronto se oigan las cadenas que llevan los fantasmas de la familia muerta, que haya una explicación que involucre algo paranormal para el hecho de que sólo Merricat, su hermana y su tío estén vivos. Pero nada de eso pasa y las cosas son más terrenales que nada.

Sobre el misterio del asesinato de la familia, creo que está muy bien construido y aunque es fácil adivinar lo que pasó (porque todo está a la vista y los personajes hablan dando por hecho que uno sabe lo que ocurrió), uno por momentos se divierte manejando varias teorías. Desde los fantasmas hasta invenciones de culpables y diversos escenarios. Uno poco a poco va juntando las piezas de cómo pasaron las cosas.

La historia comienza contándonos la rutina de la casa Blackwood y es desde el punto de vista de Merricat. Todo es paz y tranquilidad, relativamente, hasta que llega un primo de visita. Esto provoca que se altere la vida diaria de Merricat y su hermana y la situación desemboca en un climax bastante intenso.

En resumen: es un gran libro gótico, con un buen ritmo y una atmósfera opresiva muy bien lograda.

Lo mejor: La claustrofobia que te hace sentir el libro.
Lo peor: Merricat a veces es un poco desesperante.
El momento:
Sobre el final: Es genial y fantasmagórico.

All cat stories start with this statement: "My mother, who was the first cat, told me this...

4 comentarios:

  1. Lo he leído recientemente y me gustó mucho, sin duda el alma del libro es Merricat, que como narradora no tiene precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, sí, Merricat es de las mejores narradoras poco confiables que he visto.

      Eliminar
  2. Le tengo muchas ganas y curiosidad, ya son muchas recomendaciones :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy bueno y además está corto! Ojalá te guste.

      Eliminar

¿Qué opinas?