Microrreseñas - Libros #03

domingo, 19 de marzo de 2017


Tengo muchas reseñas y cosas de las que aún quiero hablar, lo que no tengo es tiempo, así que ahora vengo con microrreseñas de libros de tres escritoras.

No Place Like Oz | Danielle Paige

Se trata de una precuela de la saga de Dorothy debe morir. Leí esta precuela y no la saga porque en ésa la protagonista no es Dorothy y aquí se ve cómo es que Dorothy se vuelve malvada. En general, la idea de que los héroes se corrompan siempre me da curiosidad y El mago de Oz es de mis historias favoritas, así que en teoría tenía buenas oportunidades de gustarme. Pero no me convenció.

El gran problema de este libro es que se siente artificial. Es como si hubieran juntando un montón de tropos que ya saben han funcionado en otras sagas, agregan un toquecito de sal, y ¡voilà! sale una nueva saga. En principio esto no debería ser malo, pero se siente forzado. Quiere gustar tanto, quiere sonar tan a como suenan los jóvenes, que exagera y acaba en un producto prefabricado, artificial y forzado. La descripción gráfica de este libro:

De las cosas que más me disgustaron fue que Dorothy a veces habla como una adolescente moderna, y ok, con ella pude hacer la vista gorda, pero la tía Em... dioses, ella a veces también suena como una y pues no, así no se puede.

En el lado positivo, aunque la corrupción de Dorothy no fue lo más orgánico del mundo, tampoco fue tan terrible. Hay un par de momentos interesantes y Glinda se lleva el libro, se roba toda la historia.


The Girl on the Train | Paula Hawkins

Después de leer Gone Girl, me quedé con muchas ganas de thrillers, así que por eso leí La chica del tren y Reconstructing Amelia. Spoiler alert: ninguno es tan bueno como Gone Girl.

Este libro no estuvo mal, lo disfruté y lo leí superrápido, porque engancha lo suficiente para leerse de un tirón. Aunque el que enganche no implica que sea impredecible, quiero decir, pude adivinar todo lo que había pasado, lo único que me faltó fue el porqué. A pesar de eso, no me sentí realmente decepcionada con la resolución del crimen y pienso que la tensión de las últimas escenas está bien lograda.

En resumen, La chica del tren trata de una fangirl que tiene a su otp y es muy feliz. Pero todo cambia cuando la Nación del Fuego ataca cuando su ship se hunde y ella sufre mucho.

Lo mejor: La tensión en las últimas escenas.
Lo peor: Los policías, en serio odié a los policías aquí.
El momento: La escena de la cocina.
Sobre el final: No estuvo mal.


Reconstructing Amelia | Kimberly McCreight

Cuando lo empecé a leer, lo primero que noté fue la mala escritura. Cada rato se repetían todos los adverbios habidos y por haber terminados en -mente. Que si absolutamente, seguramente, claramente, etc. Además, incluye las charlas en redes sociales todas mal escritas, como acostumbran esto libros juveniles, quesque para darle más realismo al asunto... pero no, eso nunca me ha convencido y nada más no soy fan de esas cosas.

La historia comienza con el suicidio de Amelia, hija única de una madre soltera. Obviamente, la mamá acaba destrozada y un día le llega un mensaje que dice que Amelia no se suicidó. Se intercalan capítulos de los últimos meses de vida de Amelia y de la búsqueda de la mamá. La verdad es que Amelia era uno de esos personajes femeninos que son a special snowflake, ya saben: ama los libros, no como la superficial amiga que sólo se fija en la ropa, lee libros que ninguna chica de su edad lee, ama a Virginia Woolf y es una adolescente muy especial... y a ella también aplica la descripción gráfica de No Place Like Oz. La única razón por la que no odié a Amelia es porque la historia comienza con su muerte xD

Es con supermamá que las cosas alcanzan otro nivel de absurdo. Durante una investigación de un homicidio, ¿qué clase de policía tiene a la madre de la víctima acompañándolo durante toda la investigación? Después están las muchas capas de misterio y complejidad que rodean la muerte de Amelia... cada una más ridícula que la anterior y es fácil adivinar desde un inicio qué fue lo que pasó.

Sin embargo, lo que más me molestó fue que al final se culpara "sutilmente" al hecho de que la mamá trabajaba mucho por la muerte de Amelia. Porque si ella hubiera estado más al pendiente de su hija... 

¿Por qué leí un libro tan malo? Pues porque me fui con la finta de la buena puntuación y las nominaciones a un par de premios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?